OPINION: “Senador Heinz Vieluf Cabrera, El calumniado”

0
165
Autor: Willian Baldayaque
Hace poco encontré un libro que por tiempo estuve buscando del profesor Juan Bosch. La conocida y controversial obra ¨Judas Iscariote, El Calumniado¨, en donde analiza la vida de Judas Iscariote y su papel en la historia bíblica. El Profesor Bosch intenta ser justo al responder a las interrogantes de cómo y por qué se originó la acusación en contra de Judas. Su propósito no es justificar la conducta de ese personaje o buscar pruebas de su inocencia, sino conocer las verdaderas causas de los hechos, y demostrar que de los propios documentos en que se acusa a Judas surge la verdad sobre su conducta.
Hoy en día, debido al escenario político que se vive en la provincia de Montecristi, consideré ser justo y ofrecer una debida aclaración de algunas calumnias que igualmente se dan. Pero ésta se da por dos o tres ciudadanos alegando o más bien como un coro de viejas chismosas mal pagadas diciendo: ¨El Senador Heinz Vieluf no se deja ver¨. Justa reclamación, si ésta estuviera sobre la base de la coherencia y alejado de lo que es,  un juicio pagado, usado por la oposición la cual no tiene ninguna oportunidad y que pretende sacar partida de una acusación banal.
Debido a nuestra falta de acceso a informaciones que nos permitan conocer cuáles son las responsabilidades de un senador ante el congreso, consideré justo compartirla, para que a partir de éstas, sea el mismo pueblo quien juzgue si las acusaciones que hacen los que desean hacer daño, son justas o no.

a pesar de que la provincia cuenta con funcionarios y representantes, como alcaldes, directores de juntas municipales, regidores, un gobernador, dos diputados y directores de cada uno de los ministerios, todos igualmente aptos para colaborar en gran medida con el desarrollo de la provincia. Sin embargo, se confunde, alegando que el senador tiene que asumir la responsabilidad de otros, hasta para el más mínimo detalle.
Esta actitud evidencia lo mal informado que estamos sobre el papel de cada quién. Ahora, ¿cuáles son algunas de las atribuciones del senador? 
• Establecer los impuestos, tributos o contribuciones generales y determinar el modo de su recaudación e inversión;
• Conocer de las observaciones que el Poder Ejecutivo haga a las leyes;
• Disponer todo lo concerniente a la conservación de monumentos y al patrimonio histórico, cultural y artístico;
• Crear, modificar o suprimir regiones, provincias, municipios, distritos municipales, secciones y parajes y determinar todo lo concerniente a sus límites y organización, por el procedimiento regulado en esta Constitución y previo estudio que demuestre la conveniencia política, social y económica justificativa de la modificación;
• Establecer las normas relativas a la migración y el régimen de extranjería;
• Aumentar o reducir el número de las cortes de apelación y crear o suprimir tribunales y disponer todo lo relativo a su organización y competencia, previa consulta a la Suprema Corte de Justicia;
• Votar anualmente la Ley de Presupuesto General del Estado, así como aprobar o rechazar los gastos extraordinarios para los cuales solicite un crédito el Poder Ejecutivo;
• Legislar cuanto concierne a la deuda pública y aprobar o desaprobar los créditos y préstamos firmados por el Poder Ejecutivo, de conformidad con esta Constitución y las leyes.

De modo que, éstas aunque no son todas, al menos nos indican en resumidas cuentas, que su papel es más bien  de fiscalizador de los proyectos y leyes que son sometidos por el poder Ejecutivo y la cámara de diputados a lo que se le suma el legislar con nuevas leyes y proyectos exclusivamente en beneficio, desarrollo y avance del país, no precisamente de Montecristi, porque es una posición que se debe al país, no a una provincia como se cree.

Pero existen otras atribuciones en materia de fiscalización y control, sin descuidar las constantes colaboraciones que desde sus oficinas se despachan día a día, atendiendo innumerables solicitudes de los ciudadanos, entre las que encontramos:

• Ayudas económicas fijas a personas necesitadas.
• Becas a estudiantes meritorios.
• Órdenes de compra a familias con carencia.
• Canastillos para mujeres embarazadas.
• Medicina para los enfermos, análisis y operaciones. 
• Artículos electrónicos para personas necesitadas, desde lavadoras, estufas, neveras, licuadoras, planchas, televisores, entre otros, como parte del plan social, que se entregan mes por mes.
• Fiesta y rifa para el día de la madre.
• Fiesta y rifa para Diciembre.
• Entrega de juguetes para los niños en navidad y los reyes.
• Colaboraciones de cenas navideñas para juntas de vecinos y un sin números de organizaciones pública.
• Colaboraciones a iglesias, pastores y sacerdotes.


Entre otras tantas solicitudes que llegan a sus oficinas, y que son atendidas fielmente por el personal que le representa, siempre y cuando llenen los requisitos que ayuden a mantener la transparencia y la garantía de que quien solicita realmente la necesita. No obstante a éstas ayudas, ¡ay de algunas solicitudes no sean atendidas! porque se convierten en motivos para criticar por algunos, costumbre muy común, cuando no llenamos los requisitos o no son atendidos nuestros caprichos. Lo que evidencia que en la mayoría de los casos, las acusaciones, ni siquiera son fundamentadas por asuntos propios de su deber, sino por resentimientos personales, por lo que concluyo y afirmo que es una calumnia hacer acusaciones, cuando ni sabemos la responsabilidad de un senador o cuando tratamos de confundir a los demás.   
Compártelo en tus redes sociales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here