Nurys Rivas: Mi perfil sobre Heinz Vieluf

0
171
Nurys Rivas
Nurys Rivas

Extraigo de ese “juego” en el que la pelota empieza a calentarse, que es la política dominicana, a un hombre que enciende sin aspavientos la chispa del entusiasmo en la provincia de Montecristi, ayuda, conforta, mitiga hambre, sed y necesidades y lo más importante, extiende su mano cordial a pobres y ricos.
    
Heinz Siegfried Vieluf Cabrera, es el senador por Montecristi, una región poco afortunada por los gobiernos de turno, a pesar de ser una zona agrícola importante. Por la Línea Noroeste, como reguero de pólvora avanza su liderazgo, nacido en base al trabajo que hace desde la senaduría y la labor social que desarrolla. 
    
No se me asusten por los nombrecitos, Heinz es tan dominicano y conocido como el mangú con salami, los nombres y primer apellido, son herencia de su padre de nacionalidad alemana.
    
Este artículo no es la carta de presentación de un dominicano hartamente conocido, solo aspira divulgar detalles que mucha gente no “dispone” de tiempo para consultar.
    
La ascendencia materna de Heinz, no deja lugar a dudas sobre su honestidad, este hombre de sonrisa ingenua y cara de niño bueno, tiene mucha conciencia, nacido en un hogar respetable, por lo que su quehacer político está fuera de debates. 
   
 Más que al político, presento al hombre que muy joven emigró con su familia a Estados Unidos y en lugar de dedicarse a ser el hijo de papi y mami, se forjó a puro trabajo, un futuro del que hoy, se beneficia Montecristi y su gente.
   
El senador Vieluf, no es un improvisado ni en la política, ni en el empresariado, ya que desde joven ha formado parte de empresas familiares que, bajo su mando, han sido negocios exitosos. Él es uno de los protagonistas fabricantes del “Salami Campesino”, de tan delicioso recuerdo de Santiago a Montecristi, su amor al campo se evidenciaba dando nombre a su producto estrella.
    
El liderazgo de Heinz Vieluf traspasa las fronteras y camina por madrugadas heladas en Nueva York, ciudad donde casi niño, trabajaba a la par de estudiar y empezaba a crecer en su adentro, la semilla del bien social que luego le llevó a crear una fundación por medio de la cual, favorece desinteresadamente a los necesitados de la provincia, campos y pueblos linieros dueños de una historia de piedras y cactus, que el senador humedece con rocíos de humanidad. 
    
En Nueva York se inició el liderazgo de este dominicano, santiaguero de nacimiento y liniero de sentimiento, en la Gran Manzana, donde todo parece más imposible para los dominicanos humildes que emigran en busca de una vida mejor, encontraban en Heinz, una mano amiga y hasta el día de hoy, les consideran su héroe, por la ayuda y orientación prestadas a bodegueros y pequeños comerciantes que, gracias a eso, disfrutan hoy de una vida próspera. 
    
Tan desprendido es el senador, que brinda ayuda a aspirantes políticos a través de “Presencia y Raíces”, una agrupación de un perfil social creada con el propósito de dar soporte a candidatos a posiciones políticas.
    
Estas letras están aderezadas con la nostalgia de recuerdos mañaneros con cuadernos bajo el brazo, “maroteando” las cerezas de doña Cahona y dando vueltas por las calles de Guayubín, antes de las ocho de mañana, inicio de las clases.

Compártelo en tus redes sociales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here