Nuestros tesoros verdes

0
240

Por.leila mejia

República Dominicana son verdaderas e incomparables joyas que deben ser preservadas, apreciadas y cuidadas por toda la población.

Se trata de 120 áreas de naturaleza en su estado más puro que atraen miles de visitantes por sus impresionantes atractivos y con potencial para atraer muchos más y propiciar el ecoturismo, lo que sin dudas beneficiaría a las comunidades cercanas.

A minutos de la ciudad tenemos bellezas como el Parque Nacional del Oeste, con maravillas como el Palacio de Engombe y la Capilla que allí se encuentran. También cerca, en la zona oriental, estáe l Parque Nacional Manantiales del Cachón de la Rubia, con llamativas y poco conocidas zonas de interés como la confluencia de los ríos Tosa, Tiburón y Ozama, con balnearios, miradores y en general un lugar espectacular, limpio, muy verde y sumamente acogedor.

Muchos de los que en algún momento hemos promovido o deseamos promover la conservación del Medio Ambiente y la protección a nuestras áreas protegidas deberíamos esforzarnos por tener mayor conocimiento in situ de ellas pues cada una que descubrimos nos hace quedar irremediablemente enamorados del verde y con ganas de ver más para disfrutar la magia que ellas ofrecen.

La Cueva de las Maravillas, la Reserva Ébano Verde, la Laguna de Cabarete, Los Haitises, la Isla Cabritos, los Saltos de Jima, la Eco ruta de la provincia María Trinidad Sánchez o el Santuario en Samaná, desde el que se pueden ver las Ballenas Jorobadas, son apenas algunos ejemplos de los tantos tesoros verdes con los que cuenta la República Dominicana.

Debemos convertirnos en dolientes y guardianes de nuestro medio ambiente, algo que resulta fácil para todos los que hemos estado en contacto con algunas de nuestras áreas protegidas porque ello permite comprender la grandeza de lo que se quiere proteger. Y más en estos tiempos que tanto necesitamos de los aportes ambientales tan esenciales de estas áreas como el agua, pues muchas de ellas preservan territorios que hospedan algunas de las principales fuentes hídricas del país.

Por lo anterior, es de suma importancia que podamos promover el mensaje de que hay que volver al verde y que hagamos esfuerzos por el Medio Ambiente de la República Dominicana. Con ello probablemente haremos una contribución trascendental para concienciar a la población sobre el amor y el respeto a sus áreas protegidas y la hermosa herencia que con ellas se deja a las generaciones futuras.

Compártelo en tus redes sociales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here