lun. Mar 25th, 2019

Montecristi demanda acciones de la DGDF ante efectos devastadores de la sequía

MONTECRISTI, R.D. – El presidente Danilo Medina ha dado muestras inequívocas de su preocupación ante la cruel sequía que azota el país, y de manera más dura, a las comunidades de la línea noroeste, y muestra de ello lo constituye la reunión de ayer jueves 14 presidida por el mandatario, donde se abordó el tema a gran profundidad.

La problemática de la sequía ha motivado la acción directa del senador Heinz Vieluf Cabrera, personalidades como Eddy Toribio, así como los alcaldes de los municipios y distritos municipales de la provincia de Montecristi.

Pero, mientras el presidente, el senador, los alcaldes, entre otros, muestran preocupación por el problema y promueven acciones, la Dirección General de Desarrollo Fronterizo (DGDF) no actúa en consecuencia y luce apática ante tan patética realidad.

Por diligencias del senador Heinz Vieluf, alcaldes y otras personalidades del gobierno han ido en auxilio de las comunidades enviando camiones de agua, raciones alimenticias, entre otras acciones paleativas ante la actual crisis.

Pero la politiquería y el oportunismo asoman su cabeza de merluza y vemos con asombro y estupor como el señor Miguel Tito Bejarán se atribuye canalizador del auxilio presidencial, y para sorpresa de todos, la máquina de hacer pozos de la DGDF fue trasladada del Copey a un lugar privado, mientras una comunidad sedienta implora por el auxilio de todas las instituciones del Estado, incluyendo la DGDF.

La zona costera de Montecristi luce devastada fruto se los efectos derivados de la sequía, y humildes campesinos y agricultores como Juan Darío Jiménez, impotente exclamó que Montecristi cuenta únicamente con el presidente Danilo Medina y el senador Heinz Vieluf, y que los demás funcionarios, incluyendo al señor Bejarán, son insensibles ante el dolor de sus conciudadanos.

José Manuel Díaz, agricultor, le pide al presidente de la República que canalice los recursos y las ayudas a través de personas calificadas para evitar que funcionarios como Tito Bejarán utilicen la desgracia que significa esta sequía para el pueblo para provecho político y demagogia.

Los moradores de estas comunidades fronterizas ponen su esperanza en Dios, e imploran el fin de la sequía que reduce dramáticamente su calidad de vida.

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *