mié. May 22nd, 2019

Los agentes libres mejores pagados a través de la historia

Es la pregunta que ha acaparado los titulares del béisbol desde el último out de la Serie Mundial: ¿Dónde terminarán firmando los agentes libres Bryce Harper y Manny Machado, y por cuánto?

La segunda parte de la pregunta ha sido muy anticipada, particularmente debido a que desde hace años ha habido rumores de que Harper y su agente Scott Boras irían detrás del primer contrato de US$400 millones de la historia.

Eso sería un récord total, por supuesto, superando el de cualquier agente libre e incluso la extensión de 13 años y US$325 millones que firmó Giancarlo Stanton con los Marlins en noviembre del 2014. La mayoría de los fanáticos del béisbol saben que Alex Rodríguez tiene el récord del contrato más grande para un agente libre – dos veces, de hecho–, pero, ¿quién tuvo la marca antes? La de abajo es la lista de los peloteros que ostentaron esa foja, desde el comienzo de la agencia libre de MLB en 1975.

Nota: Esta lista considera solamente contratos que fueron conseguidos en la agencia libre, no extensiones. Y además ubicamos a los peloteros por el momento total del pacto, no por el valor promedio anual.

2008: Alex Rodríguez, Yankees: 10 años, US$275 millones
El contrato más lucrativo para un agente libre se firmó hace una década, cuando A-Rod se salió de su viejo pacto y negoció uno nuevo con los Yankees antes de la temporada del 2008. El contrato por US$275 millones rompió el viejo récord que estaba en poder de… A-Rod.

2001: Alex Rodríguez, Rangers: 10 años, US$252 millones
Cuando A-Rod firmó el primero de sus dos mega-contratos, fue el más grande en la historia del deporte profesional, dos veces más que el de US$126 millones que Kevin Garnett acordó con los Timberwolves de la NBA en 1997. Aunque los Rangers terminaron cambiándolo a los Yankees, Rodríguez puso números históricos en Texas, ganando el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2003, promediando 52 jonrones y 132 empujadas con el uniforme de los Rangers y liderando a la L.A. en bambinazos en cada temporada.

2000: Mike Hampton, Rockies: 8 años, US$121 millones
Hampton tuvo la marca por poco tiempo, pues A-Rod concretó su firma con los Rangers pocas semanas después. Pero por ese breve lapso, el zurdo tuvo el contrato más oneroso en MLB, sobrepasando la extensión de US$116.5 millones que Ken Griffey Jr. logró con los Rojos un año antes y el pacto de US$105 millones que otro lanzador agente libre, Kevin Brown, había firmado con los Rangers el año anterior a ese.

1999: Kevin Brown, Dodgers: 7 años, US$105 millones
Brown fue el primer pelotero con un contrato de US$100 millones. Luego de ganar la Serie Mundial con los Marlins en 1997 y llevar a los Padres al Clásico de Octubre un año después, Brown consiguió su súper pacto con los Dodgers en diciembre de 1998. Se unió a los Dodgers con 34 años y tuvo varias temporadas productivas en Los Ángeles.

1999: Bernie Williams: 7 años, US$87.5 millones
Favorito de la afición y pieza clave de la dinastía de los Yankees de finales de los noventa, Williams casi no firma con los del Bronx tras la histórica temporada del equipo en 1998. Quería un acuerdo por siete años, pero los Yankees sólo le ofrecían cinco. Al final el equipo terminaría cediendo, aunque Williams estuvo cerca de terminar en Boston.

1996: Albert Belle, Medias Blancas: 5 años, US$55 millones
El mundo del béisbol quedó sorprendido cuando los Medias Blancas le ofrecieron a Belle mucho más de lo que estaba dispuesto a darle cualquier otro equipo, pero el dueño del club, Jerry Reinsdorf, no estaba preocupado por eso. Los de Chicago acababan de ver a Belle lograr la primera y hasta ahora única temporada con 50 jonrones y 50 dobles en 1995 para los Indios y luego otra de 48 bambinazos y 148 remolcadas en 1996.

1992: Barry Bonds, Gigantes: 6 años, US$43.75 millones
«El mejor debería cobrar como el mejor», dijo el agente Dennis Gilber de su cliente Bonds, y consiguió un contrato digno de un jugador que venía de ganar dos veces el JMV de la L.N. en un lapso de tres años. La suma total de Bonds pulverizó el viejo récord de Cal Ripken Jr., que había firmado una extensión de US$32.5 millones con los Orioles.

1991: Bobby Bonilla, Mets: 5 años, US$29 millones
Los Mets firmaron a Bonilla y a Eddie Murray en semanas sucesivas, convirtiendo a Bonilla en el jugador mejor pagado del deporte profesional en Estados Unidos, al superar a Patrick Ewing de los Mets en salario promedio anual. En el año 2000, los Mets decidieron diferir los pagos de Bonilla, que comenzaron en el 2011, en vez de darle de una vez los US$5.9 millones que le debían dar ese año. Por eso es que Bonilla recibirá un cheque de casi US$1.2 millones cada julio hasta el año 2035.

1980: Dave Winfield, Yankees: 10 años y cerca de US$23 millones
Es difícil precisar el monto exacto que acordaron Winfield y George Steinbrenner, pues las dos partes tuvieron que sentarse nuevamente luego de ciertas confusiones con los términos iniciales. Fue el inicio de una difícil relación entre el slugger y el propietario, que vivía quejándose del nivel de Winfield y terminó contratando a un investigador para buscar detalles negativos de Winfield, lo que le costó una suspensión del béisbol a El Jefe. A pesar de todo, Winfield demostró ser uno de los mejores bateadores de los años 80, terminando con 205 jonrones, 818 carreras empujadas y 134 de OPS+ durante sus nueve años en el Bronx.

1979: Nolan Ryan, Astros: 4 años, US$4.5 millones
El Expreso fue el primer pelotero en ganar un millón al año gracias a este contrato, que lo llevó de nuevo a su Texas natal. Aunque los Astros nunca llegaron a la Serie Mundial con él a bordo, tuvo algunas campañas fantásticas. El derecho tiró su quinto juego sin hits ni carreras en 1981 y sumó 1,866 ponches y 3.13 de efectividad con el uniforme de Houston.

1978: Pete Rose, Filis: 4 años, US$3.2 millones
El rey del hit recibió todo tipo de ofertas cuando llegó por primera vez a la agencia libre antes de terminar pactando con los Filis. A Rose le gustó lo cerca que estaban los Filis de ganar la Serie Mundial, después de haber perdido en la SCLN en las tres campañas anteriores. Con Rose en la inicial, Filadelfia capturaría su primera Serie Mundial en el otoño de 1980.

Fuente: www.lasmayores.com

Compártelo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *