En Montecristi todos creen en Dios, de la boca para fuera

0
172
Por.- Willian Baldayaque
Resultado de imagen para adictos
No solo Montecristi, sino que Republica Dominicana se caracteriza por ser muy temerosa de Dios y sus santos. Aunque en la práctica del día a día sus acciones están muy divorciada de esa fe o creencia.
Es normal verlo cuando se lo está llevando quien lo trajo, por una enfermedad o por algún problema personal, visitando las iglesias y arrodillado día y noche como muestra de su fe o arrepentimiento. Muestra de hipocresía y burla al creador, ya que sabemos que dé desde que están bien, automáticamente vuelven a las mismas costumbre.
A solicitud del senador Heinz Vieluf Cabrera, fuimos una comisión encabezada por la Lic. Olga Lobetty, asistente del Senador, junto a Efraín Pérez, Dilepcio Morel y Nelson Pérez, a la instalación de Hogar Crea en Montecristi, con la finalidad de evaluar sus necesidades y ver cómo le podemos ayudar.
Aquí nos alegró ver a varios jóvenes que voluntariamente decidieron internarse en este lugar, para rehabilitarse y dejar los vicios que en un momento le afectaba en su vida y en la de la familia. Hogar crea que por años viene realizando una gran labor, maneja diferentes programas que permite a los jóvenes volver a creer en ellos, con el fin de demostrar que pueden salir adelante en nuestra sociedad y dejar de un lado sus vicios.
Ojo, es bueno saber que ser adicto no es solo de droga, hay vicios de alcohol, de robo, de juegos de azar entre otros que son igual de dañino y que requieren de mucha atención para ayudarle.  
A pesar de considerarnos tan temeroso de Dios, a diario vemos oportunidad de servirle a ese creador. El mismo Jesucristo, dijo a sus apóstoles lo siguiente:
Mateo 25:35-40 
35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;
36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?
38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos?
39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?
40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.
Fin de la cita:
De modo que es a través del servicio a nuestro prójimos, es que estamos ayudando, vistiendo, dando alimentos a Dios. Es a través de ayudar a sus hijos más pequeño que le servimos.
Es así que cuando usted vea a un miembro de hogar crea en la calle, trata de comprarle algo y tratarle con respecto. Piense que el callo en algo que algún hijo o familiar de usted puede caer mañana y necesitara de la misma ayuda.
Compártelo en tus redes sociales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here