CUANDO LA JUVENTUD E INEXPERIENCIA TRAICIONA LA VOLUNTAD.

0
283

Por: Miguel Alejandro Tito Bejaran Álvarez.

Hemos visto cómo la gobernadora de Montecristi interviene en un conflicto sin tener la calidad para ello.

¿De que se trata? Se trata de un conflicto entre el ayuntamiento de Montecristi y un grupo de salineros.


Este conflicto se enmarca en una demanda de un grupo de salinero que fue desplazado por el actual Alcalde de manejo y administración del impuesto que se cobra a la producción y comercialización de la sal, sucede y viene a ser que este grupo de reclamante, durante el periodo de 10 años que Fue alcalde Luis Luisito Mendez permitió y estuvo de acuerdo en el manejo que este le dio a ese impuesto, pero cuando perdió la alcaldía de manera sorpresiva pasó el control a un grupo de salineros que querían sin autoridad ni representación dirigir ese proceso; naturalmente que el nuevo alcalde Jesus Jerez no lo acepto y nombró las nuevas autoridades.

Esa es la fuente del conflicto, no se busca la mejoría del Salinero sino manejar el impuesto, que en realidad corresponde al Ayuntamiento.


Que hace la gobernadora metiéndose en conflictos de intereses entre terceros si ella no es juez ni fiscal.


Cuando hay un conflicto entre entidades jurídicas o particulares sólo hay dos vías para resolverlos o ellos se ponen de acuerdo o acuden a un tribunal a dirimirlo.

Compártelo en tus redes sociales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here